Enodestino Curicó

La ciudad del Maule busca dar un salto de calidad en su oferta turística. Por esto, recientemente lanzó la campaña Enodestino Curicó, que además de ofrecer los excelentes vinos de su valle, entrega también un montón de actividades y recorridos que no sólo complementan sino que invitan a la aventura.

Curicó: tierra de ciclistas, de tortas, de barras de fútbol apasionadas… Y de vino. Hasta ahora, su Ruta del Vino se había mantenido como una alternativa atractiva del valle central, aportando, además de buenas etiquetas, restaurantes y variados paseos por las viñas. Sin embargo, ahora el turismo en la ciudad -de la mano de sus vinos- busca dar un salto de calidad. ¿Cómo? A través de campaña Enodestino Curicó, que busca desarrollar nuevas actividades en torno al enoturismo, diversificando las experiencias y generando un producto de características diferenciadoras. “Hace años que no venía, Curicó está súper entretenido”, dice uno de los invitados a este viaje, donde periodistas especializados y agentes de viaje tendrán una pequeña degustación de lo que es este nuevo y particular “enodestino”. Todo comienza con una visita a la viña Miguel Torres (www.migueltorres.cl), para realizar un tour que nos lleva a conocer todo el proceso de elaboración de Estelado, su premiado espumante, el que a la vez es una aplaudida iniciativa. Este peculiar rosé busca rescatar la verdadera cepa tradicional de Chile, la país, con uva extraída por pequeños productores de Cauquenes, Hualañé y Licantén a través del Fair Trade, donde el 5% de las ganancias se retribuyen a la comunidad. Durante el recorrido, uno de los enólogos especializados nos muestra todo el proceso de vinificación de este espumante, elaborado con método tradicional. Por supuesto, todo finaliza con una degustación de Estelado, el que ha sido dos veces escogido el mejor espumante de Chile y también fue elegido en Francia como el mejor espumante de cepas no tradicionales. Además, tuvimos la oportunidad de degustar Cordillera, espumante Brut Pinot Noir de excelente categoría. El almuerzo en la viña nos recibe con perfectos maridajes de sus diferentes etiquetas: de aperitivo, carpaccio de res que combina perfectamente con Estelado; una entrada de merluza apanada en tinta de calamar acompañado de Las Mulas Sauvignon Blanc; un fondo de Pastel de cordero y morcella con Syrah Santa Digna; finalizando con un postre de sopaipilla pasada con helado, degustado con el moscatel Días de Verano. Un completo e interesante viaje de sabores.

VINO, BICICLETAS Y MUCHO MAS

Por la tarde, nos espera la viña Correa Albano (www.caw.cl) para un entretenido paseo enbicicleta entre sus parrones, a cargo de Alpaca Ciclismo (www.alpacaciclismo.cl), empresacuricana dirigida por el estadounidense Mark Knowles, especializada en combinar el deporteen dos ruedas con el enoturismo. Este recorrido nos lleva por diversos lomajes, subidasy bajadas de dificultad moderada, para culminar con un picnic en el mirador de la viñaal mando de don Sebastián Astaburuaga Correa. Allí, disfrutamos de su naciente línea devinos (aún en desarrollo) Correa Albano (cabernet, sauvignon blanc, merlot y blend) con unprometedor sabor muy apegado a su terroir.
La jornada termina con una noche de quesos y vinos en el Hotel Boutique Raíces (www. hotelboutiqueraices.cl) en el centro de la ciudad. Aquí, cada jueves se realiza esta actividad, en los que es posible degustar diferentes vinos del Valle de Curicó. En esta oportunidad fue el turno de Viña Echeverría (www.echewine.com), donde destacó de forma especial Propuesta, un cabernet sauvignon con petit verdot y cabernet franc de su línea Special Selection, suave y lleno de sabores de frutas maduras. Un final perfecto para un día lleno de actividades.

LOS PROGRAMAS

Pero esto es sólo una muestra de lo que ofrece este nuevo Enodestino Curicó. Por ahora cuenta con tres programas de tres días y dos noches (desde 2 a 10 personas), que incluyen vinos, recorridos por la viña Miguel Torres, además de lugares turísticos de la zona junto a los encantos de Curicó. Estos son Vino y Patrimonio (que recorre la zona típica de Vichuquén), Vino y Naturaleza (por la bella zona cordillerana de Los Queñes) y Vino y Relajo (visitando el Centro de Terapias Naturales La Palmilla, conocido por sus tratamientos con cuencos, biomagnetismo, gemas, reflexología y tinas calientes). Más información en: www. rutadelvinocurico.cl/enodestino.