EL EVENTO DEL VERANO

Realizada de manera inédita en las costas de Algarrobo, esta refrescante versión Sauvignon Blanc by The Sea tuvo como protagonistas a once viñas del valle de Casablanca, cuyas botellas fueron maridadas con la cocina in situ de Macerado en un inmejorable telón de fondo.

ARENA Y SOL… Por primera vez este evento que celebra la frescura de los vinos blancos del valle de Casablanca se realizó en la Cofradía Náutica del Pacífico de Algarrobo. Escenario ideal a pasos de la playa para este evento, que no sólo contó con excelentes vinos, sino que también con una completa gastronomía inspirada en el mar.

LAS VIÑAS Más de cien invitados pudieron disfrutar de un rico spot de verano junto a las mejores cosechas de las viñas Casas del Bosque, Cono Sur, Veramonte, Morandé, Emiliana, Viña Casablanca, Indómita, Kingston, Loma Larga, Matetic, Viña Quintay y William Cole, las cuales demostraron a cada uno de los invitados y periodistas especializados que el 2018 fue un gran año para las cosechas de los Sauvignon Blanc.

SABOR MACERADO Una de las cepas emblema de la zona costera del país siempre debe ser acompañada de un buen maridaje. Restaurante Macerado se lució con preparaciones de la más alta calidad y un show kitchen de alto nivel, siempre mirando a lo más fresco de los productos del mar. Por su parte, el cóctel y almuerzo estuvo a cargo de la Cofradía Náutica del Pacífico de Algarrobo, utilizando pulpo, ostiones, corvina, camarones, entre otras maravillas que ofrece la localidad.

FRESCURA TOTAL El evento contó con la presencia de buzos mariscadores, que durante la jornada iban capturando los más frescos productos del mar para ser preparados por el equipo de Macerado. Un maridaje inigualable para las botellas de las once viñas que estuvieron presentes.

CONSAGRACIÓN Esta celebración año a año realza y da valor a una de las cepas más importantes del Valle, de la cual hay más de 2.445 hectáreas, las que representan el 41% de las hectáreas plantadas del Valle. Estas son alimentadas por suelos ricos en minerales, vientos costeros y clima único, que hacen del Sauvignon Blanc de Casablanca una cepa incomparable en aromas y sabores.

AÑADA FRESCA Francisco Godoy, Enólogo y Gerente General de la Asociación de Empresarios Vitivinícolas del Valle de Casablanca, destaca que “la vendimia 2018, fue una vendimia fresca, la cual generó acidez natural en los Sauvignon Blanc, que realza la frescura de los vinos, permitiendo además obtener una intensidad aromática potente y un largo final en boca”.